Contactanos

Anita es de Totoras, y con tan solo 12 años, decidió comenzar con su propio emprendimiento. Con el consejo de su mamá, de que haga todo “con mucho amor”, creo “Anita, mándalas artesanales”. ¡Conoce su historia!

Todo comenzó con un trabajo práctico para la escuela. Al empezar a crear con sus manos, se dio cuenta que quería llevar su arte un paso más adelante. Es por esto, que con la incondicional ayuda de su mamá, decidió comenzar la increíble aventura de emprender. 

“Sirve mucho para desconectarse con la tecnología, lo que es el celular y estudiar, más ahora con todo esto esto de la pandemia”, contó Marilin, madre de Ana en diálogo con [email protected] 24/7, y agregó, “la guío en todo lo que pueda, incluso parte del logo se lo pintó ella con un programa digital que tiene en su teléfono”. 

A corazón abierto, Marilin nos contó que luego de pasar momentos difíciles como familia, su hija encuentra la felicidad en las pequeñas cosas como lo es emprender. “La creatividad le hace muy bien a Anita, se que lo hace desde el alma”, expresó. 

[email protected], tuvo la suerte de poder dialogar con Ana Paula Ferranti, la protagonista de la historia. “Todo empezó un día cuando yo hice una actividad para Matemática en la escuela, y a mi mamá le gustó tanto que me dijo, ¿porqué no haces para vender en el negocio?”, nos comienza contando Anita. 

“Después me fue apoyando, me fue alentando y me dijo, ¿Por qué no te haces una cuenta de instagram? y también me hizo una tarjetita. Pero lo más importante que me dijo fue, “las cosas las tenes que hacer con amor, si vos haces las cosas con amor, vas a ver cómo las cosas tienen su fruto”, aseguró la pequeña.  

“Por eso, en todas las fotos pone hecho con amor, me siento muy feliz, es un sueño que yo tenía, yo lo imaginaba pero nunca pensé que se iba a hacer realidad, estoy muy feliz haciendo mandalas y ojos de dios”, cerró Ana. 

Una historia de inspiración para que más familias puedan acompañar a sus hijas/os en los que le gusta hacer, ya sea bajo el concepto de emprender o simplemente pasar un buen rato.


Dejá una respuesta