Contactanos

La fiscal Gabriela Lescano, quien supo defender a víctimas de abuso en Totoras -entre otras localidades- y lograr condenas ejemplares, se enfrentará este lunes al colegio de abogados para saber si le pondrán fin a la violencia machista que la hostiga, amenaza y descalifica constantemente. 

Aunque la perspectiva de género debería ser obligatoria en todos los niveles de la justicia (como así también en todos los ámbitos de la vida), no lo es. Es difícil encontrar -sobre todo regionalmente- a una persona que levante la bandera de los derechos de la niñez y que tome cada caso como propio defendiendo hasta el último segundo a mujeres víctimas de abusos, violencia, como tantas otras situaciones que nos toca atravesar. La Fiscal Lescano es una de ellas.

Hace poco más de dos meses, Totoras vivió una de los juicios más importantes en lo que refiere a abuso sexual. Fueron 14 años de condena para el acusado, quien violó al menos 7 menores. Aunque como población sentimos que la sentencia  no alcanzó para mitigar el dolor causado, vimos cómo se marcó el inicio de un cambio en la justicia, donde se  contempla los derechos de las infancias y las mujeres, gracias -entre tantos otros eslabones fundamentales- a una fiscal que supo acompañar y pelear por esta causa. 

El próximo lunes en el colegio de abogados y abogadas se realizará una audiencia por la denuncia que realizó la Dra. Gabriela Lescano por violencia de género. La fiscal denuncia ante el Tribunal de Ética del Colegio de Abogados de Rosario a abogados defensores de imputados, quienes la han hostigado, difamado, violentado, siendo además víctima de acoso en las redes sociales. 

En el último tiempo hemos visto distintos casos de femicidios que han generado gran conmoción en el país entero. Los cambios que debemos realizar como sociedad deben ser profundos y con todos los agentes de la sociedad involucrados. La justicia, debe escuchar desde la primera denuncia a aquellas víctimas que piden a gritos -aunque estén en silencio- que la ayuden. Ese es el trabajo de Gabriela, y en un mundo donde aún el machismo está más que vigente, su labor vale doble. 

La violencia física y mental, las amenazas, la persecución constante por parte de mujeres y hombres, el abuso de poder por quienes se creen superiores, la difamación, entre otras tantas maneras de ejercer violencia sistemática, deben finalizar. El colegio de abogados y abogadas tienen la inmejorable oportunidad de comenzar a cambiar los paradigmas del machismo. 

La Doctora Gabriela Lescano no está sola, la acompaña la red feminista del sur integrada por Totoras, Las Rosas, Armstrong, Cañada de Gómez, ciudades y pueblos del cordón industrial, Lucio, Andino, Serodino, Carcarañá, Las Parejas, Bustinza, Salto grande. La acompañan fiscales, abogados, abogadas, la población en general. Te acompañamos nosotras, Faustina Plano y Barbara Moreiro de [email protected] 24/7. Solas, nunca más.


Dejá una respuesta